«

»

Jun 24

To be or not to be a Cuban Immigrant

Ser o no ser un emigrado cubano, esa es la cuestión. Porque pensar que tener que pagar en CUC los derechos de aduana en lugar de hacerlo en CUP, es un gran dilema. Salir, o mejor volver, siempre antes de los 24 meses sin haber declarado intención de residirse de forma definitiva en el exterior es la solución.

Según el DL No. 302 que modifica a la Ley No. 1312, “Ley de Migración de 1976”,  a los cubanos se les autoriza hasta 24 meses de permanencia en el exterior para conservar la residencia cubana.


Cuando usted sale de la isla  con autorización para residir de forma indefinida  en otro país, por los motivos que señala el inciso b-) del Artículo 40 del Decreto No. 305, modificativo del reglamento de la Ley de Migración de 19 de Julio de 1978″, se entiende que está renunciando a la residencia en Cuba para radicarse en otro país.

Residencia quiere decir lugar donde habitualmente usted vive, desarrolla toda su actividad familiar y tiene su domicilio oficial que es un atributo de la personalidad. El domicilio es el lugar donde la persona tiene su residencia  con el ánimo real o presunto de permanecer en ella. En un sentido estricto domicilio es la circunscripción territorial donde se asienta una persona, para el ejercicio de sus derechos y cumplimiento de sus obligaciones.

Hay una diferencia entre el ciudadano residente cubano que sale al exterior sin que medie una declaración de su parte de residirse en el exterior de forma indefinida. La ley se refiere a emigrado cuando está más de 24 meses sin estar debidamente autorizado como sería el caso de poseer permiso de residencia permanente en el exterior. De esa forma, aunque esté 30 años, por decir un período de tiempo, no es considerado emigrado.

Una cosa es ser emigrado y otra es tener permiso de residencia en el exterior. Por ejemplo, cuando se tiene la condición de emigrado solo puede estar en el país  por 90 días, mientras que cuando tiene permiso de residencia en el exterior puede hacerlo por un período de 180 días.

Eso último le está diciendo a usted que si salió del territorio y solicitó permiso para residirse en el exterior de forma indefinida perdió su residencia en Cuba de forma automática pero no es considerado un emigrado.

Si salió de la isla sin autorización para residirse de forma indefinida en el exterior conserva su residencia en Cuba y debe regresar antes de cumplirse los 24 meses para no ser considerado emigrante y de hecho perder su residencia.

Mire que no es lo mismo emigrado que residente en el exterior con conocimiento de las autoridades.

Todo el que sale de Cuba con permiso de residencia indefinida en el exterior pierde su residencia (aunque no sus propiedades). No es considerado un emigrado y puede volver a residirse nuevamente  sin otro trámite que el alta nuevamente en los registros.

La ley nada dice claramente de que si un residente cubano obtiene la residencia legal en otro país pierda la cubana. El asunto es que no puede haber salido con permiso para residirse de forma indefinida porque entonces sí pierde esa condición que aunque no lo dice la ley de forma expresa lo manifiesta cuando solo le autoriza a estar en territorio cubano por solamente 180 días. Si fuese residente eso no sería aplicable.

Entonces, para no aburrirle, si salió con permiso de residencia en el exterior debe pagar en CUC. Si salió y no solicitó tal cosa y regresa antes de los 24 meses entonces pagará en CUP y puede estar en el país el tiempo que desee porque, si no vendió su vivienda, o lo hizo y se domicilió en otro lugar, tiene residencia permanente en Cuba como aparece en su pasaporte y en su Documento Nacional de Identificación (Carné de Identidad).


1 ping

  1. Cómo llevar televisores a Cuba - Asesoría Legal y Sociedad

    […] Si quiere conocer por qué los cubanos residentes en el exterior con permiso de residencia del Estado cubano pagan en CUC, vea el artículo “To be or not to be a cuban immigrant” […]

Deja un comentario